miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ab-sen-ta


click: Casa Bures (Barcelona, septiembre 08); Escenario donde rodaremos el videoclip de Gragam Newey.
Texto de escritura "casi" automática... quizá tenga ya casi 2 años...
TACTO DE HOJALATA
Una habitación vacía, envuelta en una luz muy blanca, azulada, casi quemada. En medio, una niña con un traje de tirantes, hecho de hojalata. Los cortes la envuelven, se prolongan desde su cuello hasta sus brazos, sus piernas y sus tobillos. La sangre nunca le dio miedo… Mírame. Tumbada en un sofá plastificado, comiendo casquillos de bala con azúcar. Obsérvame. Echándote de menos, lamiendo el cuerpo de un peluche oxidado. Una pausa. Un recuerdo. Un olvido. Licuo tus palabras para diluirlas con absenta. Me gusta demasiado. Mi esqueleto me pide a gritos que le inhiba de la piel que le rodea, el tacto de otros le pesa demasiado. Inservible y caótica, hoy salte por la ventana –o lo soñé- , corrí autopista abajo –o lo imaginé-. Saboree tantas venas fatuas, tanto rencor y tanto odio. Mis yemas de los dedos te siguen echando de menos. Hoy me sumergí en una bañera junto a ocho cuerpos, junto a ocho vidas efímeras que me suplicaron matarlas y lo hice pensando en ti –despacio y suavemente, con pausa y con tacto-. Me gustan esas miradas que exigen más. Me gusta este vicio.
Hoy descubrí que mi traje de hojalata se me quedo pequeño.

2 comentarios:

Kenny dijo...

Lucía:

Han rebajado las motosierras de gasolina en Leroy Merlin. Parece que por fin podremos llevar a cabo nuestra particular obra de arte.

¡Ah!, no olvides el chubasquero.

Kenny dijo...

Una vez hecha la broma, he de decirte que siempre me ha fascinado la forma que tienes de escribir. Me entusiasma el modo en que implicas al lector, a veces convirtiéndole incluso en testigo. Testigo de atrocidades que, aunque tremebundas, no dejan de ser bellas.

Espero que sigas haciéndonos sangrar, que continúes asfixiándonos con tus palabras por mucho tiempo.

Un beso.