martes, 29 de julio de 2008

USTED

El olor de aquellas noches le gustaba. Comenzó a preguntarse e imaginarse sus razones de ti atascadas en las paredes –antes huecas- de sus vasos sanguíneos.

Los fotogramas de su vida se habían encasquillado hacia tiempo y los tabiques de su piel habían terminado por expandirse –quizás por tu culpa, por aquellas sonrisas que tan bien trazabas-. Ella me dijo que le gustaba sentirse así por ti.

Quizás nunca te lo dijo, pero quiso ser la Alicia más perdida en su país para tomar té con extraños- y contigo-, esconderse –contigo- en los colores de Kieslowski, perderse en Tokio con Bill Murray para beber Santori- quizás contigo-, que necesitaba más que nunca bailar en la oscuridad -contigo-, pasear por Manhattan –contigo- con aquel blanco y negro que tan bien dibujo Allen, comerse un fotograma de Tierra que tan bien sabía recortar Medem y degustarlo –contigo-, aprender de la inocencia de la Lolita de Kubrik y ser la alumna de cabaret de Dietrich más aventajada del ángel azul –para, así, agradecerte todo lo aprendido en “nuestras” noches-.

Tampoco te dijo que aquellas canciones –las tuyas- las adoptó como suyas; correteaban entre sus huesos creándole cosquillas para, tras ello, esconderse bajo su caja torácica, quizás deseando ser el fuera de campo más hiriente de todas sus películas favoritas.

Buscaba entre su páncreas y sus pulmones las risas que guardó para ti, hurgaba con la cucharilla de café hasta lo más adentro de sus ojos para regalarte todo lo que pudo observar y aprender en veintidós años, tan sólo para justificarse, y convencerse –tal vez- de que todo aquello lo podía controlar.

domingo, 27 de julio de 2008

La vida errante de Luis Buñuel

Acabo de leer un estupendo reportaje en "El Pais" de la vida de Luis Buñuel, el próximo martes se conmemoran 25 años de su muerte.

http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/vida/errante/Luis/Bunuel/elpepucul/20080727elpepirdv_2/Tes

"Una cosa lamento: no saber lo que va a pasar. Abandonar el mundo en pleno movimiento, como en medio de un folletín. Yo creo que esta curiosidad por lo que suceda después no existía antaño, o existía menos, en un mundo que no cambiaba apenas. Una confesión: pese a mi odio a la información, me gustaría poder levantarme de entre los muertos cada 10 años, llegarme a un quiosco y comprar varios periódicos. No pediría nada más. Con mis periódicos bajo el brazo, pálido, rozando las paredes, regresaría al cementerio y leería los desastres del mundo antes de volverme a dormir, satisfecho, en el refugio tranquilizador de la tumba".
Luis Buñuel

viernes, 25 de julio de 2008

UNGÜENTO

Quizás lo complicaba todo. Creaba mundos imaginarios y lo peor es que terminó viviendo en ellos. Se negaba a observar con unas nuevas pupilas. Le gustaban las suyas, curtidas en paraísos y avernos. No sabía entender de otra forma, ni ser. Cada semana envolvía los órganos de su cuerpo con una fina capa de crema - a 75º e incapaz de ser vista por el ojo humano-, era extremadamente pegajosa y agridulce. Aquella acción semanal, consciente o no, le gustaba y lo odiaba. No sabe vivir de otra forma. Calmaba y excitaba los fotogramas de su vida, removía como un huracán sus vértebras y le hacía perder el equilibrio.

(El problema surge cuando se comienza a recordar. Aquel ungüento arde en los tejidos de aquellos órganos. )

jueves, 24 de julio de 2008

INSTRUCCIONES PARA ARDER

1.Que ha estas alturas se te olviden las reglas del juego.
2.Decidir que todo arda.Arder(Del lat. ardēre).intr. Estar encendido o incendiado
3.Colocar recuerdos y futuribles de forma ordenada y meticulosa en la bandeja extensible del horno; a cientonoventagrados -para ser más exactos-.
4. Observar el humo que desprenden.
5. Guardarse un poco de ceniza en los bolsillos, al fin y al cabo son sólo eso.

tus abrazos

Yo quiero un abrazo de los tuyos, de los que aturden fotogramas y desordenan vértebras, de los que se descomponen en texturas y desconciertan arterias.
Quiero un abrazo de los tuyos para superar la ingravidez que me rodea, para anestesiarme con tus puntos cardinales…quebrarme y desbordarme con tu tacto.
Quiero que me envidien las paredes de esta habitación –que se compriman y expriman junto a nosotros-, devolver el color a una escala de grises.

Yo quiero un abrazo para tenerte –dramático o literal- por unos instantes, para inyectarme tu sonrisa, que mis dedos se alarguen y se coman tus ojos –esos que saben a chocolate-, quiero que me arranques un par de huesos -sólo un par- , regalártelos y que los devores.

Yo quiero que los tejidos y estructuras de mi piel se desordenen, que se fragmenten con tus abrazos y conquisten más allá de los meros e insignificantes mecanismos de mi razón.

miércoles, 23 de julio de 2008

Tendiendo recuerdos

click: desde mi habitación


Le gusta comer “torradas” de mantequilla, lavarse los calcetines con agua del mar, beber “carajillo” los domingos, las no-sorpresas, las sandías sin pepitas, las pelis de John Ford y tender la ropa de su mujer cada 12 horas; hace 7 años y 2 meses que se fue pero no soporta su olor.

Le está devorando las entrañas. Se le están incendiando los párpados y el corazón .Pero sigue en pie. Ha decidido no quebrarse como lo hacía antes. -Las llamas desprendían demasiado calor, y la profundidad del mordisco de aquellos colmillos era demasiado sucia y profunda-. Carcajadas, así respondió él.
Riéndose de la propia no-muerte comenzó a inhalar oxígeno y descubrió que recordar el olor de “ella” no podía ser tan malo, por lo que esta sería la última vez que tendería su ropa.
Fue entonces, en ese preciso momento cuando se sintió como si poseyera el mundo en sus manos.

martes, 22 de julio de 2008

Me gustaría decirle


Me gustaría decirle, si me lo permite, que me están chillando los pulmones. Que estúpidamente he desafiado las leyes de la física. Creí que si me tiraba desde un décimo piso podría suspenderme, pero no. He caído y estoy en el suelo. Y mis pulmones siguen chillando.

Si me lo permite, le diré que no estoy de acuerdo con las leyes, con sus derechos, con mis deberes. La ley de la gravitación universal se burlo de mí. Yo intenté reírme con ella pero mi boca rebosaba en petróleo, se me pegaban los labios, y me era totalmente imposible despegarla. No importa, no se preocupe, no sienta compasión. Olerla de usted me saturará los tendones - los pocos que quedaron intactos tras la caída-.

Discúlpeme si siente tropezarse las frases, créame que desde el suelo no es fácil escupir palabras. Usted cambia y extiende la temperatura de color a cada paso, créame y no se ruborice. Es curioso ver como se exageran todos los contraluces y un policía recoge una de tus piernas para guardarla en una bolsa de plástico. Hace unos días me sentí así con usted.

Lo curioso es que hoy no siento nada. Ni tan siquiera la fría temperatura que desprendían sus manos las tardes de invierno. Se que me esta acariciando el cuello, lo sé porque lo veo, pero no lo siento.

Desde este suelo de mármol sólo puedo ver sus tobillos, son perfectos desde aquí abajo. Mi perspectiva le asegura que son firmes, tensos, rígidos, como sus facciones. Tiene gracia, tengo las cuencas de los ojos vacías y aún así le puedo ver.
Nunca hubiera imaginado que existieran unos tobillos tan bonitos como los suyos. Supongo que sólo por esto, mereció la pena la caída.

Presentación ^_^

Después de leer y re-leer blogs desde hace unos años me he decidido a crear uno propio. A pesar de las tentativas de facebook, flicker y demás...Pensé en abrir este blog más que nada para ir recapitulando todos los textos que llevo escribiendo desde hace bastante tiempo.

Por tanto bienvenido todo aquel que dedique algo de su tiempo en esta paginita...